Mal partido del @fccartagena_efs que puede suponer el adiós del bueno de Víctor del banquillo blanquinegro. La grada lo ha despedido con pitos y pañuelos, y en la mente de la directiva planea la idea de sustituirle por el bajo rendimiento del equipo.
El 0-2 final refleja que al equipo le falta gol y le faltan ganas, el resumen es que el equipo no carbura.

Los jugadores divagan en sus posiciones lo que conlleva numerosos espacios y despistes que cuestan caro al equipo. Esa es la labor del técnico. Víctor debe conjuntar a los hombres y disciplinarlos en esa tarea.
Pero no nos equivoquemos, los que no están dando la cara son los jugadores. Se les supone un nivel superior y eso no lo han demostrado. Tambien tiene responsabilidad la directiva, Paco Belmonte es el diseñador de este equipo que no esta dando la talla. El otrora salvador del club, no ha sabido o podido confeccionar una plantilla para luchar por el ascenso, y muy posiblemente peleará por no descender. A esta plantilla le falta un delantero centro, un Fernando o Florián que sirva de referencia arriba. El fichaje de Chus Hevia no arregló el problema porque no es delantero, es media punta y no puede jugar tan solo arriba. Y es esa la demarcación que se necesita reforzar, tras la salida del único punta del equipo, Montero, se han fichado a un medio centro y un media punta.

Hasta mañana lunes hay tiempo de fichar a alguno de garantías. La salida de Víctor no es la solución al problema, incluso puede ser un agravante. Este equipo necesita refuerzos arriba, y que los jugadores cambien la mentalidad a ganadora.
Espero que en estos momentos se tenga la mente fría y no se actúe de cara a la galería. Es el momento de demostrar que Deseado Flores y Paco Belmonte saben controlar la nave, cuando amenaza tormenta.