Pírrica victoria del @fccartagena_efs en el Cartagonova, que le permite poner tierra de por medio con el fantasma del descenso, y lo deja plácidamente en mitad de la tabla, sin los “inconvenientes” de tener que luchar por meterse en las plazas de ascenso.

Los dirigentes del FCC ya piensan en la temporada que viene. Hablan de quedarse con 8 o 9 jugadores para el año que viene, y formar con esa base, un equipo competitivo, ya sin el yugo del concurso de acreedores, y pensando que los 9 que se queden son buenos, pero que necesitan otros 9 jugadores similares o de mas nivel, para rendir de la manera por lo que fueron fichados.

El Recreativo demostró que las aguas andan revueltas por el suroeste español. Los jugadores discutían entre ellos y con su entrenador, y evidenciaban que tiene la cabeza en otro sitio, además de que el nivel de este equipo es de descenso. Prácticamente no tiraron a puerta, con lo que el Efesé salvo los minutos finales, paso pocos apuros a lo largo del encuentro.

Los cartageneros volvieron a evidenciar una preocupante falta de acierto, y lo que es peor, pocas ganas de tirar a puerta. La mayoría de la gente de arriba se empeña en plantarse debajo de los tres palos, en vez de probar desde fuera del área. Ya ni los corners se sacan directos al área, se empeñan en jugarla en corto. Y eso que contamos con Ayoze, Verdú y Jiménez que por altura podrían imponerse por arriba.

El nuevo entrenador Monteagudo cambió un poco la alineación, dejando en el banquillo a Sergio García y a Chus Hevia dando entrada a Fede Lens y dotando de libertad a Cristo y Menudo. El uruguayo demuestra que por el pundonor y las ganas que le pone, se merece un sitio en el once inicial, en detrimento de un Chus Hevia que físicamente no pasa por un buen momento, y que debería mejorar su aspecto físico, pues se antoja que le sobran algunos kilos.

En el minuto 58 Cristo en una muy buena jugada hizo un bonito gol que acaba con la sequía de mas de 300 minutos sin marcar el equipo, y relaja la temporada para convertirla en transición de tiempos mejores. El resto del equipo estuvo bien a nivel general, excepción hecha de la falta de gol.