Tarde apacible en la ciudad departamental, con victoria clara del @fccartagena_efs y que al final, emborronó por la falta de actitud de los jugadores, permitiendo al equipo visitante, maquillar el resultado.

Pero empecemos por el principio. El Efesé dominó sin paliativos el encuentro de principio a fin, con un ritmo cansino y monótono solo roto por las pinceladas de calidad que atesora la plantilla. A los 10 minutos ya ganaba por gol de Arturo a pase de Rivero. Este último debe entender que ya no juega en el Tenerife de segunda división, en 2ºB hay que correr si quieres superar a tu rival, no vale solo con tener calidad.

Con ese gol el equipo local se relajo lo suficiente para controlar totalmente el partido, en vista de que el equipo manchego (de lo peor que ha pasado por el Cartagonova en los últimos años) desistía de buscar el gol del empate y se refugiaba atrás. Fruto de ese control y de saber buscar la espalda rival se desencadeno la retaila de goles. A la media hora de partido Cristo hace el segundo tras el rechace del portero visitante, y el tercero llegó por parte del jugador en mejor estado de forma, Juanlo Hens que al minuto de empezar la segunda parte recoge un balón suelto centrado por Cristo y de potente derechazo lo mete en la portería.

Todo el estadio veía que esta tarde iba a ser de goles, y el equipo no decepcionaba hasta ese momento. En el minuto 60 otra vez Cristo se planta delante del portero y con regateo incluido clava el cuarto, dejando ya a la grada con la tarea de hacer la ola, para dejar pasar el tiempo, pues con la victoria asegurada y el poco nivel futbolístico desplegado, salvo los goles, no había nada mejor que hacer.

Y en eso que en la segunda aproximación de La Roda, un cabezazo del ex-cartagenerista Mejias, acaba dentro de los tres palos, gracias a la colaboración de una desacertada defensa, y un mas que desacertado Limones. El gol del honor que todo equipo que se precie de serlo, debe meter cuando lo están machando a goles.

El quinto y último gol otra vez el pichichi del equipo, Juanlu Hens tras una muy buena jugada entre la defensa albaceteña, bate por abajo al portero y echa el cierre, por lo menos para el equipo blanquinegro.

Porque a partir del quinto el equipo se desconecta, no se muy bien si porque estan pensando en cruzar el estadio y meterse en el recinto festero de los Cartagineses y Romanos, o porque creían que con 5 goles y el poco miedo que metia La Roda, estaba ya todo hecho. Pero como dice el dicho no digas zape hasta que pase el último gato. Esa desconexión permitió a los manchegos, no solo maquillar el resultado, si no mostrar el poco nivel de concentración e incluso la falta de motivación de algunos jugadores.

Es cierto que el Cartagena pudo meter un par de goles mas, como un disparo de Fernando que dio en el palo, pero no es de recibo que en los 10 últimos minutos te metan 2 goles a balón parado por la pésima defensa que se hizo de los mismos. El 5-2 viene de una falta en la frontal del área donde el rival bate a Limones por el palo que defendía, y no entrando el balón a demasiada velocidad. El 5-3 en un córner malísimamente defendido por la zaga y por el portero, que no es que pusiera en exceso nervioso a la grada el tercer gol, pero dejo un sabor amargo de una tarde muy dulce que disfrutábamos con el 5-1.

Supongo que Monteagudo pese a la victoria, se fue a los vestuarios bastante cabreado, pues esos relajamientos son de los que te cuestan un partido, a poco que te des cuenta.
Capitulo a parte merece la labor de Limones, que pese a que es un portero de buen nivel en 2ºB y ha salvado los muebles en mas de una ocasión, está pidiendo como el comer un rival en el banquillo que pueda moverle la silla de la titularidad. No hay como la competencia, para evitar la relajación y la falta de concentración, en cualquier trabajo.